The Big Opening

Todos, o casi todos, sabéis de mi gusto por escribir. ¡Cuántas guardias habré dado la lata, contando historias de ultramar y otras más o menos épicas, que en tardando poco o mucho plasmaba en un papel!

Por supuesto, ¿qué debería entender por épico? Otros adjetivos podrían tener cabida. Historias dramáticas, trágicas, divertidas, hilarantes, traumáticas… en definitiva épicas. Porque así lo he dispuesto.

Después de que alguien me “troleara“, y en abriendo un nuevo perfil, más auténtico; más de andar por casa en zapatillas, con fotos bucólicas, y comentarios más o menos refinados, también, pensé, por qué no crear un blog. Un blog diferente, un blog de tipo normal y corriente, con una vida inmersa en lo rutinario del día a día. Ya se sabe. Tipo que va al trabajo de 8 a 1300 (o algo así, creo incluso que es de 7 a 15, pero no lo podría asegurar). Tipo que recoge a los niños en el cole. Tipo que los acompaña a las actividades. Tipo que pasea al perro. Esa vida, que ahora mismo, tanto me envidian algunos de mis antiguos camaradas de armas. Por ese motivo, un blog nuevo.

El título simple. “Sólo tengo una vida”. Es cierto. Sólo tengo, sólo tenemos una vida. Una vida que gobernamos y nos gobiernan con mayor o menor acierto, con abruptas indicaciones voluntarias e involuntarias que salen de nuestra propia voluntad y sentido. “Sólo tengo una vida”. Una afirmación que si la reflexionamos vehementemente da miedo. “Sólo tengo una vida”, y cuando se gaste… cuando se acabe, finalice, termine…

[…]

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s